Maldita Navidad
Dios, creo que voy a necesitar meses para recuperarme de este fin de año. ¿Por dónde empiezo? El viernes tuvimos fiesta de fin de año en Livra, fuimos a una quinta en Brandsen en donde competimos en juegos (?) y tomamos sol en la pileta. Y todavía me duele el cuerpo de correr en la búsqueda del tesoro y la carrera de postas. Nunca en mis 30 años mi estado físico fue tan patético.
A la noche hubo fiesta de disfraces. Mi outfit de militar (con detalle comunista para que fuera menos antipático) causó sensación. Muchos flashearon cuando me vieron fumando puros a la "revolucionario cubano". Ah, hubo muchísimo alcohol, lo cual me puso a full toda la noche. Y más allá de la cumbiancha, Mika fue sin dudas lo más festejado de la noche.

El sábado a la mañana regresamos. Con Papá Oso dormimos bruta siesta y, a la tardecita, salimos a buscar presentes navideños por Palermo. Después, cena con Polg, Nick y MartínFrancisco en La Placita, que creo que es una cantina que había frente a Plaza Serrano que se mudó a Honduras y Armenia. Mis ñoquis a la Príncipe Di Napoli fueron TODO.

El domingo nos reunimos con los Morrudosos y nos dirigimos al Barrio Chino. Almorzamos comida china en un restaurant nuevo del que no recuerdo el nombre (está frente a Todos Contentos). Pero la comida, era excelente. Recomendabilísimo el jugo de pepino. Despés, gift hunting por los negocios de chucherías. ¡Cuántos negocios nuevos con cosas lindas que hay! Highlight de la tarde: el llavero de los juegos olímpicos de Beijing para el Morrumóvil. Después volvimos a casa a comer pan dulce. Y vinieron a merendar Leo, Ger y Luis (alias La Prohibida). Eso sí que fue un flash (eléctrico). Luis es alto personaje, además su acento español es increíble. Nos quedamos mirando un rato "Desayuno en plutón" y comiendo tostadas con queso crema. Y después los chicos se fueron y con Papá Oso nos fuimos a una fiesta topísima en una terraza de San Telmo, con mariachis y cantantes de ópera incluídos.

El lunes tuve que ir a Once a buscar un par de regalos más, después cené con Rob y Luke. Después laburé. Y después nos fuimos a cenar a la casa de mi viejo. Comimos muy bien. Y me llené de pan dulce alemán y otras delicadezas que trajo mi suegra para la cena dulce. Los regalos fueron muy copados. Y por suerte, hoy dormí hasta muy tarde.

4 comentarios:

FOK dijo...

viste qué divertido es Luis?

yo hice buenas migas con él en el primer viaje, ahora se queda poquito tiempo :(

saludetes, Leik!

Señora Lechuguita dijo...

Sip. Maldita maldita.
A mí la navidad me aburre, y me parece bastante, no sé, teatral.
Y "Breakfast On Pluto" es una película preciosa, y mira que Cillian Murphy es monísimo... y no es gay. Yeih!!

Lake dijo...

Sí, eso justamente comentaba Luis. La tendría que ver de nuevo completa la peli, la tengo grabada en DVD. En Argentina tuvo pésimas críticas, pero a mí me gustó. Creo que es sólo otra prueba de la malcogidez de muchos críticos locales que noentienden nada.

Chino dijo...

"Desayuno en Plutón" está buenísima y Cillian hace una actuación de la puta madre.
Y sí, me uno. La Navidad no es de mis jodas favoritas. Debe ser porque Papá Noel me cae mal (al contrario de los Reyes Magos, que se la bancan... van en camello y no en un trineo volador... así cualquiera! :P).

Saludos