Castillo de arena
Como todos ustedes sabran, muchas veces tengo que relacionarme laboralmente con rrpps y agentes de prensa que, realmente, me hacen la vida imposible. Obvio, hay muchos que son encantadores y con los que me llevo sensacional (incluso con algunos odiados por otros colegas). Pero lo cierto es que cuando uno depende de un contacto de este tipo para hacer su trabajo y la persona sistemáticamente a) Se encarga de ningunearte o b) muestra un alto grado de ineptitud o falta de interés en realizar su tarea, todo se vuelve un infierno.

Puede pasar que uno recurra toda clase de estratagemas de seducción para lograr que el susodicho/a (en general las susodichas son más conchudas pero debe ser simplemente porque hay más mujeres en este tipo de puestos) nos lleve el apunte y finalmente descubra de un día para otro que ese periodista al que no le daba ni la hora labura en un medio que publica muchas cosas y donde le conviene mucho que aparezcan sus prenseados.
Pero como si se tratara de una maldición, indefectiblemente cuando uno establece esa relación óptima algun/a ventajero/a serrucha pisos y ¡zas! Nuestro nuevo amigo/a queda en la calle...¡Y reemplazado por alguna alimaña de la peor calaña! Chicos, tengo un nudo en la garganta por alguien copado y con quien habíamos mejorado la relación que ya no está porque fue reemplazado de la noche a la mañana por alguien que me despierta mis serias dudas.
Creo que la obra social de prensa debería brindar alguna asistencia de "counseling para periodistas que dependen de jefes de prensa no capacitados". Sencillamente, la vida es injusta.

3 comentarios:

fedex dijo...

Queremos SHA ubna lista negra para las más conchus y un cuadro de honor para los más copados.

Lake dijo...

Ay Fedex, es que si hago una lista me prendo fuego y gente con la que ya tengo mala relación va a dejar de hablarme y facilitarme cosas que necesito para laburar.

Pero si algún día nos vemos en persona te revelo mi lista de "Kill Bill" con los que más aborrezco.

Anónimo dijo...

deja de quejarte loser y deci con nombre y apellido quienes son. y punto.