Día del orgullo
Me causa gracia porque no iba a escribir de este tema. Pero por otro lado siento como que no puedo dejarlo pasar. Porque hay gente que no cree en eso del "orgullo gay" o está en contra. Los mismos que son más putos que una gallina pero que no te van a la marcha porque les da cosita, o tienen miedo de salir en Crónica y que los vean en el laburo o la madre se entere de que el mejor amigo en realidad era la pareja. O sea, no vengo a pontificar, para eso está Benedicto. Y hoy pensaba en que por suerte tengo una vida en la que ser gay es lo más normal del mundo. Mi familia lo acepta, en mi laburo lo aceptan, en la calle no me gritan puto y tampoco me tiran piedras.

Y justo me colgué leyendo un artículo sobre la "ortodoxia gay" y la corrección política que me pasó Rex. Y que dice muchas cosas que me parecen verdad (y otras que no me representan en absoluto). Y le comenté a Rex sobre este dilema entre escribir o no escribir y me dijo que tenía que postear sobre lo anticuado e innecesario de la "identidad gay" en una ciudad como Buenos Aires. Y cómo a quien amamos o a quien nos cogemos no necesita ser nuestra identidad primaria.

Pero por otro lado se me mezcló este tema de que hay muchos que no la tienen tan fácil. A los que su familia no los acepta porque están con alguien del mismo sexo. Los que tienen que caretearla en la oficina porque el jefe es re mataputo. A los que en el barrio les gritan puto o en la escuela son objeto de burla. Y creo que por ellos me puse a escribir esto. Porque los que lo vivimos como lo que es (algo completamente natural) tenemos que aportar desde nuestro lugar lo que podamos para que todos tengan la posibilidad de vivirlo con la misma libertad. Bah, me parece. Si no, me pueden putear en los comments. Además había ganado la encuesta la opción "fotos de chocolatines", así que la corto y paso a otra cosa.

1 comentarios:

CONOCE A LA GENTE LINDA dijo...

Está jodido, yopor suerte también la tengo fácil pero mi novia no. Y te juro q por culpa de que la gente es idiota se sufre mucho. Una de las cosas que más me chocan es la gente q se tira de izquierda y de super liberales y son harto homofobicos.

¡viva la diversidad!

saludos desde Uruguay