Fin de semana salvaje
Bueno, no fue tan salvaje, pero citemos a Los Brujos, que se lo merecen. Mi fin de semana comenzó a puro shopping, con una visita a uno de los supermercados del barrio chino. Muchas sopas y fideos instantáneos. Y compré un rollito de un pan que parecía rico. Y era rico... no sé cómo se llama ni cómo explicar qué es... es una especie de pan arrollado que en el medio tiene como un relleno dulzón con semillas de sesamo. Costó 1,20 y tuvo una excelente repercusión entre los MorrudoSos.
A la noche vinieron Rob y Luke a cenar y después se prendieron Kill Mil y Niño Pol. Mucho "Bailando por un sueño" y charlas muy divertidas sobre nada.
El sábado me la pasé poniéndome al día con algunas notas que tenía atrasadas (desgrabación de entrevistas, armado de reportajes, comentarios de discos... the usual stuff). Y a la noche hubo pizzas caseras y empanadas compradas en lo de Rob y Luke. Creo que debería haber anotado algunos de los temas de las múltiples conversaciones que se sucedían en simultáneo, porque ahora no recuerdo nada. Sólo sé que se hablaba de cosas muy bizarras.
El domingo a la mañana fuimos a votar y después rumbeamos hacia la feria de Mataderos, que estaba cerrada. Sin embargo, nos quedamos a comer en una de las parrillas que hay en la recova. Recibimos las miradas de un grupito de locas (un daddy, un oso y otra loca más joven) que, creemos, eran extranjeros. ¡Un escándalo cómo nos yiraron!
Después rumbeamos para la civilización. En Palermo Tel-Aviv (nombre que pronto darán las inmoviliarias inescrupulosas a Villa Crespo) descubrimos una panadería que tenía el secreto de la felicidad: pletzalejs, pepinos y pastrón. Adquirimos suficiente materia prima como para seis personas de buen comer y nos fuimos a merendar con Leo y Germán. Nos cagamos de risa hablando de bueyes perdidos, miramos videos vintage de Moria Casán y vimos un rato de los festejos de Mauricio Macri. Al final ganó este tipito... qué se yo. Creo que mal no va a gobernar, porque quiere competir para presidente. Aunque lo que más odié de Telerman (la falta de lugares de esparcimiento y reductos culturales tras la tragedia de República de Cromañón) no sólo creo que no va a mejorar, sino que creo que va a empeorar. ¿Seguiremos teniendo teatro off, escena de rock / pop under y lugares de esparcimiento LGBTT durante los próximos 4 años? Sólo el tiempo podrá responder esa pregunta.

3 comentarios:

FOK dijo...

alto finde el suyo, Lake!

yo, por el contrario, tuve diferencias con la gente del c.o.d.o. , y el viernes no pude pasar música en la Eyeliner, así que me fui a ver un par de acústicos en Espacio Plasma, y después al catre.. el sábado tuve q filmar un videoclip, y después, me fui a un cumple en la Casa Brandon, lleno de freaks

el domingo no tuve que votar, y a la noche toqué en un lugarcito en Lacroze 3518, un lugar bastante bizarro, pero fue un show divertido, para lo que era el lugar y demás..

la verdad no me imagino qué será lo que hará Macri con los lugares para tocar, igual la escena está prácticamente inexistente, anoche, entre amigos y demás, no llegábamos a 20 personas en el lugar, igual a Macri no creo que le importe que no exista escena independiente (aunque el tipo no es ningún boludo, y le interesa quedar bien con todo el mundo) más allá de que nos parezca que no le importe, lo que importa es que en definitiva, dé más espacios, me parece que el post cromagnón se convirtió en un arma de los inspectores de cobrar jugosas sumas a cambio de habilitar o no los lugares, no es un verdadero esfuerzo por mejorar la seguridad y las condiciones de los lugares... respecto de lo de los lugares gay y demás, esperemos que no se zarpe, más allá de aquella entrevista bizarra donde él se declaraba homofóbico (que vos oportunamente publicaste) no sé qué onda, qué será lo que hará con ese asunto... igual te cuento que anoche vi algo bastante pro, cuando salía de tocar, después de cenar y todo , llevaba a un amigo por Bulnes, estábamos a dos cuadras de Bulnes y Rivadavia, cuando paró un patrullero enfrente nuestro, salieron los canas corriendo, a detener a unos flaquitos que estaban en la vereda haciendo no sé qué... nunca vi algo tan Rio de Janeiro en Buenos Aires!

bueno, nada, pasaba a dejar los saludos de siempre!

Anónimo dijo...

Donde queda la panaderia!!!?? Adoré Palermo Tel Aviv!, igualmente nada supera a Palermo Benetton, asi bautizo una amigo a una zona de Once, porque hay gente de todos los colores!!

Lake dijo...

Bueno Foki, ya vendrán tiempos mejores, con o sin Telerman!

Anónimo: Me mataste mal con lo de Palermo Benetton. Adoré!
La panadería queda en Gurruchaga entre Corrientes y Vera. Enjoy!