Té en el Alvear

Sé que por este post muchos me van a tildar de snob incurable, pero no me importa. Sucede que para mi cumpleaños Valchus y Gugote me regalaron un té para dos personas en la confitería L'Orangerie del Hotel Alvear.
Y después de muchas dilaciones decidimos tomar el té en tan exclusivo lugar el día lunes, aprovechando el feriado. Y la verdad nos encantó.


L'Orangerie está ubicado en una especie de jardín de invierno que está protegido de las inclemencias climáticas por una estructura de metal y vidrio tipo invernadero muy art noveau, con multitud de plantas de interior, jarrones y mucho marmol. No por nada, el Alvear es el hotel más tradicional y lujoso de la ciudad (y no me vengan con mierdas posmodernas como el Faena porque no va).
Y en tan distinguido entorno, la clientela es un espectáculo aparte. En la mesa de al lado teníamos a un clon de Margaret Thatcher que se cambió de mesa -enojadísima- cuando sacamos un par de fotos. Y claro, encima de que tiene que aguantar a una presidenta montonera, dos putos grasas le invaden el Alvear. Así no, así yo no. En la mesa del otro lado había un cuarentón que parecía Tony Blair. ¡Era como una convención de clones de ex primeros ministros británicos!


Tomamos un té Alvear, que viene con una selección de delicattesens para acompañar una infusión de la carta de tés diseñada por Inés Berton. Yo pedí un blend Alvear (base de té negro con almendras, cítricos del mediterráneo y pétalos de rosas) y Papá Oso un Vanilla Tiger (base de té ceylon con vainillas y cacao). Las delicias comestibles incluyeron "finger sandwiches" de gustos gourmet (nada de jamón y huevo en el Alvear), scons con dulces caseros, una selección de "pattiseries" y un mini gateaux (elegimos uno de pera que fue la gloria).




Impecable el servicio, los camareros son muy atentos y muy amables (el que traía el carrito de las tortas era alto personaje).
Realmente fue una propuesta diferente a lo que estoy acostumbrado y la pasé muy bien. Pude dejar de lado algunos prejuicios sobre el lugar y su concurrencia y disfrutar un lindo momento. Gracias a los chicos por este regalo topísimo.


Bookmark and Share

10 comentarios:

valchus dijo...

q bueno q les gusto... se lo re merecen... :)

Antowedding dijo...

Cuanto glamour!!! Yo fui hace un tiempo a tomar el Té a el Alvear y me encanto!!!

Ivan y Gabo dijo...

Que top!!! Ahora vamos a tener que construir un jardin de invierno en Chuchulandia! jajajajja

Besotes

Lake dijo...

Valchus: Gracias!
Anto: Es re lindo!
Iván y Gabo: Tenemos que ir juntos!

Fede dijo...

"Y claro, encima de que tiene que aguantar a una presidenta montonera, dos putos grasas le invaden el Alvear".

JUAAAAAAAAA!!
genio,
salud.

*Lucho* dijo...

ahora si que son dos regias eh!

Protervo dijo...

prueben ir fumados.

Anónimo dijo...

Muy bueno todo, pero cuidado con el Alvear, Lake, que allí lo filmotearon los agentes de los servicios al de La Nación y es un lugar con fama de operetas similares. No vaya a ser que le hagan un videíto y salga en el 7 que da viejo!!! Horror!!! Lo saluda, con ironía, el colega.

Fede dijo...

Disculpa, una consulta, cuanto sale ir a tomar un te ahi? (digo porque mi esposa exige que la lleve para nuestro aniversario, y la verdad me da miedo porque parece superultramegaarchicarisimo)

Lake dijo...

Fede: escribime a marianolake@gmail.com y te cuento!