Catching up

Aprovechando el día no laborable, intentaré ponerme al día con cosas que pasaron la última semana y sobre las que no pude postear nada de nada.

Stop Making Sense
Gran fiesta organizada por Billie en una casa de zona norte con un fondo enorme. Buena música, cortos de animación soviética y espíritu del video de "1979" de Smashing Pumpkins (estaba esperando una fiesta así desde que tengo 18 años).

Livra Games 08
Como todos los años, los Livra Games fueron uno de los eventos del año. Nos fuimos a Brandsen a una granja educativa a pasar el día, competir en juegos, piletear, comer y tomar. Este año hubo muchos lesionados. Creo que habría que replantear el tipo de actividades. Los nerds no resisten escaladas de inflables gigantes, ni boxeo con guantes de gomaespuma, ni carreras, ni metegol humano. Yo terminé con un tobillo bastante adolorido. Competí en el boxeo gigante (en un ring inflable, con guantes de gomaespuma), pensé que iba a ser divertido y que iba a poder demostrar mi hombría. Me cagaron a palos. Un papelón. Igual hubo varios que me dijeron que me la re banqué.
Mi equipo (yo era capitán, ¡fue una pesadilla!) ganó en cinchadas y en metegol humano (no jugué, obvio). Pero como no ganamos la búsqueda del tesoro ni la carrera de postas quedamos segundos.
A la noche, baile y "crazy hair party". Mi peluca afro violeta (me la regalaron en una fiesta de Yahoo!) tuneada con pajaritos artificiales del Barrio Chino la rompió, aunque una malvada me robó la idea y se puso ella también los piyi-piyi en la cabeza. Bailamos descontroladamente, aunque fue un poco garrón que las chicas más ABC1 pidieran reggaetón porque el pop actual y los hits de los 80 las aburren (?).

Ah, el mismo día fueron papás de Gonza, su segundo hijo mis amigos Gugote y Valchus. Felicitaciones a los papases y a Abril, que ahora ya tiene un hermanito para jugar.

Despedida del año del Club de Osos
No conforme con tener el cuerpo muy adolorido por los Livra Games, el sábado fuimos a la fiesta de fin de año de Osos de Buenos Aires. Un horror, era como entrar en los túneles Morlocks en plena saga "Masacre Mutante" (para los no entendidos en X-Men: era como una película de muertos vivos de George Romero). Salvo un par de amigos y conocidos, no había nada interesante. Así que duramos poco y nos fuimos a dormir. Encima cero onda. La verdad fue un bajón.
Antes habíamos ido a cenar a Sarkis con Iván y Gabo. La comida estaba buena, pero no me gustó tanto como Chef Iusef, restó árabe que comentaré pronto en el Palermo World Food Tour. ¿Qué más? Ah, el lunes entrevisté a Leo García (nos desencontramos y tuve que esperarlo un rato laaaargo, aunque cuando finalmente nos encontramos fue muy buena onda) y a Toto de Adicta (el viernes tocan en el ND/Ateneo). Bueno, nada, suficiente para un sólo post.

1 comentarios:

valchus dijo...

Lake!!! gracias por los saludos! q copado q te acordaste de Gonza, che dice gugote q la proxima vez pongas un link a su twitter asi tiene mas seguidores jaja.
Besote!!!
:))
Valchus